Cuentos zapatistas (29): el yo y nosotros

Según nuestra tradición cultural, el mundo fue creado por varios dioses. Unos dioses muy bailadores, muy reventadores —también decimos—, que no lo hicieron cabal. Dejaron cosas pendientes, o cosas que se hicieron mal.
Una de ellas fue que no hicieron a los hombres y mujeres cabales, todos, es decir, de buen corazón. Sino que se les salió por ahí algún gobernador, o algún presidente del país que salió con el alma mala y con el corazón chueco.
Cuando se dieron cuenta los dioses de esta injusticia, de que había hombres y mujeres que estaban viviendo a costa de los demás, quisieron ayudar algo a los hombres y mujeres de maíz. A los pueblos indios de este país.
Y para ayudarlos les quitaron una palabra: les quitaron el “yo”. En los pueblos indígenas, en los de raíces mayas y en muchos pueblos de este país, la palabra “yo” no existe. En su lugar se usa el “nosotros”. En nuestras lenguas mayas es el “tic”. Esa terminación de “tic”, que menciona al colectivo o a la colectividad, se repite una y otra vez. Y no aparece por ningún lado el “yo”.
“Nosotros no tememos morir luchando”, decimos nosotros. Nunca hablamos en singular.
El “tic” que se repite una y otra vez en nuestras lenguas, viene a ser como el tic-tac de ese reloj que nosotros queremos llegar, para ser parte de este país, sin ser una vergüenza para él, una afrenta o un motivo de burla o de limosna.

Fuente: Los otros cuentos (volumen 2)

Acerca de Estación claridad: vengo llegando

Abajo y a la izquierda
Esta entrada fue publicada en CUENTOS, EZLN. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Cuentos zapatistas (29): el yo y nosotros

  1. Yo digo mucho yo, pero yo no soy yo, yo soy ÉL,…un día lo encontré, no en los libros ni en la iglesia, ni en la naturaleza ni el universo ni el cielo, un día de pronto, lo encontré viviendo en mi corazón, tanto buscar, tanto pensar y tanto preguntar y ÉL siempre vivió en mi corazón, ahí esta desde entonces, lo explico y le doy motivo desde mi vivir, mi sentir, mi teoría, mi verdad, cuando digo “yo” no pienso que este ofendiendo a nadie y mucho menos me estoy elevando por encima de nadie, cuando digo “yo” asumo, me responsabilizo, acepto, es una manera de decirle al nosotros no me niego a ti ni a nadie, aquí estoy, toca mi yo que es mi palabra, mi espíritu, pero sobre todo…es mi corazón donde también vive ÉL que me ha enseñado a amarte y respetarte. ¿quien soy? SOY ÉL, dejar de decir “yo” es dejar de amarlo a ÉL que somos nosotros todas y todos….permitanme compartir un poema al yoÉL….yo no soy yo, yo soy ÉL/ Él es creación, yo soy vida/ ÉL es amor, yo soy sentimiento/ Él es tiempo, yo soy espera/ ÉL es centro, yo soy periferia/ Él es horizonte, yo soy camino/ ÉL es corazón, yo soy sangre/ Él es todo, yo soy nada/ Él es voluntad, yo soy cuerpo/ ÉL es la voz, yo soy el sueño/ ÉL es verbo, yo soy sustantivo/ ÉL es mi destino y TÚ eres mi bendita realidad/. Si renuncio al “yo” no renuncio a mi, renuncio a ÉL.y eso no es posible. Hoy he aprendido que cada corazón no es un mundo, es un cosmos plagado de galaxias de todos tamaños, formas y colores….y yo debo de respetar su latir y su vivir así como respetan el mio….yoÉL que somos nosotr@s todas todos nos amamos. Si en algo l@s he ofendido con mi “yo” pido perdón, .P.D. reitero mi voluntad de respetar nuestras ideas, nuestras creencias, nuestras palabras, nuestras emociones, nuestras decisiones….muchas gracias..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s