La República del Caibil

Y así fue que se fundó la República del Caibil. Todo funcionaba a pedir de boca para los dueños del Caibil y eso les encantaba porque les permitía sepultar las esperanzas de una población a la que ni le daban es estatus de personas. Eran felices en una opulencia criminal sostenida por herramientas que aunque parezca difícil de creer eran muy efectivas: la violencia, el terror y el despojo. Sazonaban ese caldo con demagogia y mentira y añadían enormes cantidades de virus que hacían creer a la gente en mundos oníricos que flotaban en las nubes.

(Crosby)

Anuncios

Acerca de Estación claridad: vengo llegando

Abajo y a la izquierda
Esta entrada fue publicada en CUENTOS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s