Homenaje a Beatriz Aurora, pintora de postales zapatistas

Beatriz Aurora es pintora. Actualmente se dedica prácticamente en exclusiva a reflejar la dignidad del zapatismo a través de sus pinturas. Dejemos que ella misma se retrate:

“Me llamo Beatriz Aurora y nací en Santiago de Chile. Soy hija de españoles republicanos exiliados de la Guerra Civil. Mi madre es catalana y pianista y mi padre madrileño e historiador.
(…) Desde 1985 me dedico profesionalmente a la pintura. He realizado varias exposiciones individuales. (…) La irrupción en 1994 de los zapatistas abrió un horizonte para la humanidad y ello me condujo a hacer un nuevo tipo de pintura al que llamo “historias pintadas” que cuentan lo que he vivido acercándome a las comunidades zapatistas pues es una manera de mostrar que otro mundo es posible y que las grandes transformaciones las hacemos los pequeños seres cuando juntamos nuestros sueños, nuestras fuerzas y despertamos.
La mayoría de las pinturas que actualmente realizo están inspiradas por la lucha zapatista, por su gente maravillosa, ejemplo de dignidad, de calidad y calidez humana, la más grande y noble que jamás haya conocido y a quienes les debo el haberme convertido en la pintora que soy”.
http://www.beatrizaurora.net/bea/index.php]

En sus cuadros refleja que otro mundo es posible, mientras trata de plasmar que ese otro mundo es “muy lindo, lleno de armonía y felicidad colectiva, basado en el valor de la diversidad y el principio zapatista de “cada quien su modo”, que enriquece y da sentido a esa diversidad. Yo creo firmemente en que otro mundo es posible, desde luego, sobre las cenizas del capitalismo. Esto lo veo todos los días, lo veo en los “Caracoles Zapatistas”, lo veo en la mayoría de la gente que es buena, en la gente que solo espera un llamado para levantarse contra el sistema, la gente que, desde abajo y a la izquierda, construye la economía y nos enseña que podemos prescindir completamente del poder, que solo sirve para robar, matar y mentir“.

Beatriz Aurora ilumina el zapatismo con su pintura, como Marcos lo hace con su palabra, y todas y todos los que luchan cada día apoyando la causa del zapatismo lo hacen con su dignidad.

En 1995 hace su primera pintura zapatista (Chiapas). Luego, ilustrará dos libros del sup Marcos, y le tocará representar a Durito y al viejo Antonio. También con la palabra Beatriz es capaz de transmitir parte de lo que transmite con su pintura. Ante la pregunta de que cuál de los dos personajes prefiere responde que “no podría decir quién me gusta más, son tan distintos y tan iguales los dos personajes, son como el ayer y el hoy, la memoria y la rebeldía. La seriedad y sencillez del Viejo Antonio, la más profunda de las filosofías, la más real, la más posible, el autor intelectual del éxito del EZLN, el sabio de la cultura verdadera. Y Durito, el más simpático y tierno y atrevido ser del planeta. El que no le teme a nada, él que encuentra soluciones para todo, hasta para que los escarabajos no sean aplastados por botas zapatistas en la montaña”.

Mis pinturas proponen un mundo mucho mejor y ese mundo lo podemos hacer todos o nadie“, afirma. Y en esa propuesta está su lucha, que había comenzado ya en el Chile de Pinochet, donde muchos compañeros suyos fueron torturados, asesinados y/o desaparecidos. Participó en la Resistencia “hasta que en 1974 fui secuestrada por el servicio de inteligencia de la Fuerza Aerea de Chile. Estuve 10 días desaparecida y salí con vida gracias a la solidaridad internacional y a mi doble nacionalidad chileno-española“. Lucha que no es incompatible con la sensibilidad que refleja en su obra, que se ha convertido en un referente más del zapatismo, o quizá, mejor, en el referente estético del zapatismo, dada la identificación entre su obra y la imagen del zapatismo a nivel mundial.

Ante la pregunta de cuál es su relación con el zapatismo responde que “he trabajado con las comunidades autónomas zapatistas buscando un mercado menos injusto para sus productos y he aprendido de su inteligencia, sabiduría, bondad y nobleza así como de su propuesta para hacer un mundo mucho mejor con libertad, democracia y justicia“.

Su obra es un llamado a la conciencia, ante la explotación de los recursos naturales y los intereses de los gigantes multinacionales: “Uno se para frente a un cuadro y a lo mejor ve un todo que podría estar relatado en un libro, en una revista, todas están vinculadas a la defensa de la naturaleza y la humanidad pero no por separado, sino que los hombres somos parte de la naturaleza. Una naturaleza y un ser humano que están amenazados de ser destruidos totalmente por los intereses de las grandes empresas capitalistas, por el desarrollo del neoliberalismo que arrasa con todo. Lo único que le interesa es tener la ganancia”.

Compromiso desde al arte, desde la pintura, desde la palabra y desde la conciencia. Podéis ver su obra en http://www.beatrizaurora.net/galeria/.

Anuncios

Acerca de Estación claridad: vengo llegando

Abajo y a la izquierda
Esta entrada fue publicada en EZLN. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Homenaje a Beatriz Aurora, pintora de postales zapatistas

  1. Pingback: Postales del EZLN (62): mi pequeño universo | Estación claridad: vengo llegando

  2. Pingback: Homenaje a Beatriz Aurora, pintora de postales zapatistas « Palabras Despiertas- MLC

  3. Pingback: 下载网

  4. Erika dijo:

    Hermosas pinturas, llenas de digna esperanza… gracias 😉

  5. jesus de la tramontana dijo:

    tus imágenes me provocan reflexionar GRACIAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s