Pilar L. López.- “La excelencia del bosque replantado” (abril-2011)

Traigo hoy a la sección de “firmas invitadas” un texto de Pilar, a quien agradezco mucho el préstamo (esta vez he pedido permiso, de verdad). Me pidió además que lo completase con unas foticos, que espero que sean adecuadas… Desde el IES Herrera Oria de Madrid, donde ejerce de orientadora (¿quién orienta al orientador?), un texto  para replantearse el “Bachillerato de Excelencia” de Su Excelencia Esperanza Aguirre y un puñado de cuestiones conexas… 

La excelencia del bosque replantado

 “Trabajo en educación desde hace más de 30 años y leo con estupor la noticia que nos proporciona Esperanza Aguirre: ¡Por fin habrá un centro especial de bachillerato para los alumnos que alcancen el sobresaliente!

Y como toda frase simple, siempre es peligrosa: se difunde, se admite como obvia y no se analiza más. Incluso parece de justicia: ¡ya está bien, que los que quieran estudiar puedan hacerlo con sus semejantes!

Viene a mi imaginación un bosque de pinos o eucaliptos replantados fuera de su hábitat natural: una monografía vegetal, donde arbolitos de la misma especie compiten en altura por alcanzar los rayos del sol (la excelencia) para fotosintetizarse.

¡Qué triste me parece este paisaje , al lado del bosque mixto con su biodiversidad: hayas, robles, tejos, laureles, arbustos y plantas menores que crecen también en la riqueza de su humus!

 En defensa de esa fortaleza natural que da la diferencia, siento lástima por ese alumnado a los que se quiere preparar para que sean “excelentes”.

Excelentes ¿en qué? ¿en qué tipo de inteligencia? ¿y a cambio de qué?: de la pérdida de entorno natural: la biodiversidad. Esto no les hará mas fuertes, ni eficaces, si no pueden desarrollar los valores de cooperación, de solidaridad, de la diferencia, del conocimiento de la realidad que siempre es diversa.

¿En qué teoría pedagógica o psicológica se basa para defender el stress de estar sometidos como atletas olímpicos, rescatando el lema de la Nike?: si no eres el primero, eres un perdedor.

Este “experimento” me recuerda la novela  Un mundo feliz de A. Huxley, en  cuya sociedad todo estaba determinado por la  manipulación genética y psicológica para crear individuos especializados: los alfa, los beta, los gamma… Estaba garantizado el lugar específico y las tareas a cumplir en su rol social, del que nunca podrán escapar.

¡Tantos esfuerzos en este país para  desarrollar la Democracia y ahora de nuevo nos encontramos en una sociedad educativa de castas!

Ahora que las universidades de U.S.A. abandonan el modelo de expediente académico y alto cociente intelectual para buscar a los excelentes, Esperanza Aguirre descubre la pólvora como colmo de la modernidad: la segregación.

En cualquier empresa que pretenda obtener beneficios y perdurar se valora más que nunca la capacidad de trabajar en equipo, de cooperar y de llevar un liderazgo inteligente. Saben bien que no solo valdrán los especialistas sino los que logren trabajar en un ambiente de bienestar productivo.

La “clase ideal” tan soñada por una parte del profesorado no es más que un mecanismo para distraer al electorado de todos los problemas que tiene pendiente la Educación en la Comunidad de Madrid: falta de cupo de profesores, especialistas, medios técnicos y materiales, recortes en el presupuesto, privatización en aumento.

Pero atención, el tema no es baladí: si este modelo cuaja y se extiende a otros centros se acabará con el bosque mixto mediterráneo y su biodiversidad. Es todo un modelo coherente con una forma de ver el mundo parcelado.

Imaginemos ahora todo tipo de segregaciones por arriba y por abajo: los lentos con los lentos, los TDA-H con los TDA-H , los chicos con los chicos, las chicas con las chicas, los inmigrantes todos juntitos, los de altas capacidades con sus pares… y de aquí a la raza pura intelectualmente hablando. Sólo es cuestión de grado”.

Pilar Lucía López Jiménez – IES. C. Herrera Oria (Madrid)

Anuncios

Acerca de Estación claridad: vengo llegando

Abajo y a la izquierda
Esta entrada fue publicada en FIRMAS "INVITADAS". Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a Pilar L. López.- “La excelencia del bosque replantado” (abril-2011)

  1. Pingback: La excelencia del bosque replantado (sobre educación en la C. de Madrid)

  2. Luis Corbacho dijo:

    Erase una vez un portentoso bosque de cipreses que amenazaban con llegar al cielo sin transitar por la pesada senda de la mediocridad. Al ser tan altos y frondosos, acabaron por absorber todo atisbo de luz que el cielo triste por la monotonía lograba reflejar. Acabaron muriendo aquellas plantas que, debido a su origen plebeyo, no lograban levantar más allá de las raíces de los poderosos cipreses. Éstos fueron creciendo y, debido a la poderosa e inaplacable ley de la selección natural, solo aquellos que se podían imponer a su vecino lograban embargar los codicados rayos de luz y las anheladas gotas de agua necesarias para su desarrollo. Poco a poco los cipreses fueron pereciendo uno a uno.
    Si algún día pasas por este bosque podrás reconocer al “Gran Ciprés”, aquel que logró imponerse “pro natura” a sus congéneres. Sus extendidas ramas abarcan toda la extesión, bajo los cadáveres de los troncos retorcidos por el dolor de la ambición no satisfecha. Cualquier atisbo de vida que se atreva a sobrevivir en su dominio debe someterse a su poder.

  3. Educación dijo:

    Cuando oí la noticia del centro de “Excelencia” me acordé de la canción de suburbano que se titula “Me cago en sus excelencia”

    http://educacion-orcasur.blogspot.com/2011/04/me-cago-en-su-excelencia.html

  4. Pingback: Interesante reflexión sobre el Bachillerato de Excelencia | Soypublica

  5. daniel dijo:

    Lo pero es que este bachillerato ni siquiera va a servir para el propósito que se supone persigue. Es una especie de trampa para sus alumnos, a los que se les va a exigir más para llegar al mismo sitio que los demás, es decir, a la selectividad y la universidad. Pero encima, al haber pasado por un bachillerato “más exigente” se arriesgan a sacar peores notas medias que si hubieran ido por el ordinario.
    Esto va a dar lugar a paradojas de dificil solución ¿Qué pasará con los alumnos “execeletes” que acaben con una media de 8 o 7 en lugar de 9 o 10? Se les regalarán los puntos?

    Para entenderlo hay que pensar que si el temario es más difícil, lso alumnos deberán hacer más esfuerzo y por lo tanto, es posible que alguno encuentr su límite y saque peor resultaedo que por el ordinario. En ningún caso ocurrirá lo contrario, es decir, que exista un alumno que acabe sacando mejor nota en el bachillerato de excelencia que en bachillerato ordinario. ¡Curiosa forma de premiar a los listos! Haciéndoles correr un riesgo gratuito a la hora de jugarse su futuro universitario.

    Los que si van a sacar mucha ventaja serán los profesores de este bachillerato, que por tener un trabajo más fácil (sus alumnos casi que aprenden solos) se les va a pagar más.

    ver más en

    http://educacionalerta.blogspot.com/2011/07/bachillerato-de-excelencia.html

  6. Pingback: 90.- Los principios educativos del PP en la Comunidad de Madrid. No podemos dejarles imponer su ideología | Impensando

  7. Pingback: Los Principios Educativos del PP impuestos en Madrid, no deben implantarse en Castilla la Mancha « FETE UGT de Ciudad Real

  8. cecilia dijo:

    Lo que subyace a este forma de parcelar es el llamado darwinismo social cuya aplicación ha justificado el genocidio nazi, la esterilización de indios en EEUU, de descapacitados, la eugenesia, etc.

  9. davido dijo:

    y ya con el aumento de horas lectivas de los profesores de No Excelentes…

    Demostración de que la enseñanza de alumnos normalitos, la mayoría, empeora gravemente con más horas lectivas de sus profesores según la idea de calidad de nuestra querida Espe:

    En el bachillerato de excelencia los profesores tienen 12 horas lectivas luego menos horas lectivas, lo normal eran 18, implica mejor educación, excelente educación, ¿No, querida Espe?, teniendo en cuenta que como los alumnos son brillantes, por su actitud y trabajo hacen menor el trabajo del profesor en cada hora lectiva, para mejorar la enseñanza de alumnos normalitos haría falta tener menos horas lectivas todavía, ¿No, querida Espe?, teniendo en cuenta que a los profesores de esos alumnos normalitos les has aumentado a 20 las horas lectivas, la enseñanza de alumnos normalitos empeora gravemente pues de tener que bajar de 12, para mejorar, a subir, empeorar, a 20 hay mucha diferencia, ¿No es así, querida Espe?

    Hay una concentración de Interinos, y cualquiera que nos apoye, el 14 de septiembre frente al instituto de San Mateo de Bachillerato de Excelencia…

  10. Empar dijo:

    Excelente simil y reflexión.

  11. “Excelencia”, era el tratamiento que tenia “el caudillo” algunos todavia no lo hemos olvidado ni lo podremos olvidar.” Excelencia” aplicado a este tema, NO QUIERE DECIR NADA. Seria más elocuente “EXCREMENCIA” por como “manan” sus ideas. “Demagogos de mierda….”

  12. Violeta dijo:

    Hola, soy estudiante de doctorado en Antropología Social y acabo de volver de Francia, donde existe una enorme segregación en el ámbito de la enseñanza. Allí en vez del “Bachillerato de excelencia” existe la “Prépa”, que prepara durante los dos últimos años de instituto para entrar en una “grande école”. Los alumnos que consiguen luego pasar el examen para entrar en una “grande école” siguen recorridos de élite durante dos años (a veces se reincorporan a la universidad en el 3º año) y tienen el trabajo asegurado. El resto intentan ir a la universidad… La segregación no es sólo escolar sino también urbana, entre zonas ricas y zonas pobres (estas últimas, denominadas oficialmente “zonas de educación prioritaria”, “zonas urbanas sensibles”, etc.). La diferencia entre institutos de las zonas ricas y de las zonas pobres es enorme. Los alumnos de las zonas pobres no consiguen en su mayoría llegar a la universidad. Se contrata a un montón de estudiantes universitarios para encargarse de la disciplina en esos institutos de las zonas pobres que tienen enormes problemas de violencia y están a su vez internamente segregados en clases de nivel… La disciplina es a base de gritos, los castigos se anotan en el “livret de l’élève” que debe llevar consigo cada alumno, etc. Yo estuve haciendo de vigilante y es muy duro. Los alumnos de esos institutos de los barrios pobres habían asimilado la idea de que son tontos, perdedores, “unos fracasados”, y habían perdido todo interés escolar.
    La segregación es algo tremendo que no podéis comprender bien si no estáis allí. Es la causa principal de las revueltas que se producen allí cada varios años. ¡No a la segregación!

  13. Violeta dijo:

    Y por cierto, entre el alumnado de las grandes écoles se concentra la alta burguesía y lo que quedó de la nobleza francesa. Qué casualidad, ¿no? Bourdieu lo explicó en Los Herederos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s