Siempre hay una disculpa para salir a beber

Me compré una barra de bar porque quería dejar de salir a beber por ahí. Nada más montarla, me puse a un lado de la barra y pedí una cerveza. Fui al otro lado y pregunté: “¿Con alcohol o sin alcohol?” Me cambié otra vez de sitio y contesté: “¡Con alcohol, imbécil!”. “¡Imbécil será usted!”, me respondí. “A mí nadie me trata así- contesté-, me voy a otro bar”. Al salir di un portazo. Allí quedó el otro con su mierda de negocio.

(Jesús Alonso)

Anuncios

Acerca de Estación claridad: vengo llegando

Abajo y a la izquierda
Esta entrada fue publicada en CUENTOS. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Siempre hay una disculpa para salir a beber

  1. carlos dijo:

    Que fácil es copiar.

  2. Ya sé que no es mío, pero está citado el autor, como en tantas otras cosas del blog. De hecho, lo que escribo yo en éste y mis otros blogs se plantea como copyleft absoluto para que quien quiera pueda utilizarlo, preferentemente citando la procedencia o autoría, pero si no se hace tampoco pasa nada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s