La verdad os hará libres

Estados Unidos “defendió” Latinoamérica del comunismo durante la guerra fría. Sólo Cuba, cual aldea gala de Asterix y Obelix, resistió y resiste al invasor, al imperio.
Poco importaban los medios: tanques, dólares o palabras, o todos juntos, para derrotar al demonio comunista. Chile en 1973 lo dejó patente.
Nos dice el historiador Charles Bergquist: “para conservar la fe en la democracia liberal los analistas deben distorsionar las pruebas, y transformar la coherencia racional de la política estadounidense [la defensa de los intereses capitalistas] en irracionalidad [miedo infundado al comunismo]”.
Una vez caído el comunismo y en plena búsqueda de nuevos enemigos para justificar los enormes gastos militares, las “pruebas contundentes” sobre la existencia de armas de destrucción masiva en Iraq suponen en 2003 invadir el país. Y al no haberlas, los analistas deben distorsionar las pruebas…

[La cita de Bergquist obtenida en Noam Chomsky, Estados fallidos. El abuso de poder y el ataque a la democracia (Público, Biblioteca Pensamiento Crítico, 2010 (2006)]

Anuncios

Acerca de Estación claridad: vengo llegando

Abajo y a la izquierda
Esta entrada fue publicada en CALENDARIOS Y GEOGRAFIAS, POR UN MUNDO OTRO. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s