Necesito morir para nacerme de nuevo, para no nacerme

Una lagrima se clava en el umbral del dolor, …en los recuerdos que vienen, …en los daños que no se quieren morir, …y me siento perdido en lo árido de la nada, ….balbuceo suspiros que nadie entiende, …arañazos en los jirones de un alma rota por desgastada, …y me escondo en los brazos del vacío, …para que me pierda y me lleve al descanso de su hechizo, …y no puedo ni vencerme, …y entro desde lo poco que queda en la celda maltratada de lo que algún día fui, …y desgarro emociones que los años partieron con el filo del adiós, …para engendrarme de nuevo en algún hueco que quede, …las desganas son las fuerzas que hoy me llenan de ganas, …y necesito morir para nacerme de nuevo, …para no nacerme, …y estaré en el descanso llorado de torturas liberadas, …porque la vida me duele, …porque engañarme es el placebo que tranquiliza los daños, …y los años la mentira que fue creciendo en el vientre de un cobarde, …que no aceptó la conciencia de la hipocresía, …que vivió por no hacer daño, …hoy tengo ganas de irme, …para que el odio me olvide, …para olvidarme del odio
PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
(José Ramón Marcos Sánchez)

Anuncios

Acerca de Estación claridad: vengo llegando

Abajo y a la izquierda
Esta entrada fue publicada en RINCÓN DE POESÍA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s